Un proyecto con corazón

                                                                                                  
D.I. Francisco Javier Martínez Austria
Fotografía: Francisco Javier Martínez Austria

Soy egresado de la Licenciatura en Diseño Industrial de la UAM-X. Mientras realizaba el trabajo terminal previsto por el último año de la carrera ocurrió un suceso histórico que cambió mi vida: el terremoto del 19 de septiembre de 2017. Antes del sismo desarrollaba, junto con mi equipo, un proyecto de cajetilla de cigarros con un compartimiento para colillas. Tal vez habría tenido más éxito y aceptación, pero me ganó el sentimiento y no dudé en cambiar el proyecto.


“Una idea millonaria” nos decía nuestra asesora, porque el proyecto era atractivo para las empresas que quieren ser oficialmente responsables. Pero la vida da muchas vueltas y quisiera que, si en algún momento yo o mi familia nos quedáramos sin hogar, alguien estuviera dispuesto a darnos la mano.
  • "Mesa Tripartí", Fotografía: Francisco Javier Martínez Austria
  • Junto con compañeros de la carrera formamos un colectivo para brindar ayuda de forma concreta y nos fuimos al Multifamiliar Tlalpan, una de las zonas más afectadas por el desastre, para conocer la situación y priorizar las necesidades. Nos preguntamos ¿Qué podemos aportar a las personas damnificadas a partir del diseño industrial?

    El trabajo del colectivo Diecinueve al cubo tuvo dos ejes de intervención. Indagamos -en medio de la tragedia- las identidades, semejanzas y diferencias, creencias, hábitos y tradiciones en conjunto con las necesidades propias del momento. Determinamos los problemas a solucionar desde el desarrollo de proyectos de intervención, con objetos que incluyeran el carácter simbólico propio de las relaciones humanas.

Nos movemos en un mundo de objetos creados por humanos, pensados por alguien y para alguien, objetos que son cultura material con un sentido adicional de utilidad y funcionalidad. En muchos casos son utilizados y reutilizados en tareas para las que no fueron diseñados. Sabemos que el diseño une a las personas y da lugar a nuevos hábitos, valores y maneras de relacionarse. Refleja y crea cultura con nuevos soportes físicos de memoria, sentido, identidad o sensibilidad. Bajo estas premisas nos fuimos a trabajar con los damnificados del sismo. Después de conocer su situación, decidimos proponer una casa modular con muebles y utensilios modulares que jugaran con la geometría, la funcionalidad y la estética.

La carrera de Diseño Industrial es bastante compleja. El diseño es muy fácil, pero se vuelve complicado cuando no encuentras la respuesta. Diseñar es hacer que algo funcione, que resuelva una problemática, por mínima que sea.

Foto: José Ventura Flores Velasco

Propuse, dentro del proyecto de la casa modular, una Mesa Tripartí. Aunque existen mesas similares, realicé una propuesta novedosa porque es un diseño planeado para dar una respuesta concreta. La respuesta no está en buscar diseños extravagantes, está en el detalle más mínimo.

Conoce la historia y el proyecto de Francisco Javier en Enlaces Xochimilco.

Comparte este artículo


Artículo Completo

Sitios Relacionados

Canal